miércoles, 16 de julio de 2008

Artistas Retro

GARY

Antes de pisar un escenario por primera vez Gary -Edgar Efraín Fuentes, tal era su verdadero nombre- supo desde siempre que su destino era cantar, ser artista y brindarse de lleno a quienes lo supieran descubrir.
Al dar sus primeros pasos en presentaciones importantes, confirmó esa intuición que desde muy niño llevaba en su interior. Supo nutrirse de esa devolución que da un público satisfecho: el aplauso, la ovación, el reconocimiento.
Con el tiempo, ésta relación público- artista fue creciendo y madurando sin que ello le hiciera perder el rumbo como artista y menos aún su objetivo como persona: superarse a si mismo.
Gary pasó por todas las etapas que un hombre debe superar par llegar a ser reconocido como figura artística. Prueba de ello son las innumerables muestras de afecto y de cariño que la gente le ha brindado en cada presentación. Así mismo, otro referente son las más de 2.000.000 de placas vendidas en tan solo 10 años de carrera como solista y las 11 producciones discográficas editadas a lo largo de su vida.
Su carrera se inició por el año 1986 en Tru-la-lá, pero fue recién a fines de 1990, cuando se aleja de esta banda para iniciar así su carrera como solista.
Su meta fue desde siempre brindarse con pasión y energía. Sus seguidores conocian muy bien esa magia que Gary esparcía en cada show, en cada disco.
Su capacidad de trabajo, el respeto al compromiso contraído, su actitud de vida, le significaron el reconocimiento de los medios periodísticos de los más diversos ámbitos.
En 1998 en la ciudad de Las Vegas, Nevada, E.E.U.U. recibió el premio Golden Award por la Asociación de Cronistas del Espectáculo ( ACPE ), distinción que se le otorga al mejor cantante latino entre quienes figuran José José, Estela Raval, Xuxa, Laura León y otros. También recibió, en reconocimiento a su impecable trayectoria artística el Galardón de Oro, otorgado por la e Radios Norteñas ROI.SEM.
Con 11 discos de Oro, 9 discos de Platino y varios Dobles Platino, Gary supo hablar con el lenguaje de la emoción, con un código que llegaba directamente al corazón, transmitiendo energía positiva. Le cantó al alma de manera natural y espontánea, como lo sientía en cada momento. Interpretando sentimientos de la gente, alegrando y emocionando el corazón de todos sus seguidores.
El año 1999 nos habla de su lanzamiento internacional en Chile y Uruguay, entre otros países de habla hispana.
El 2000 se lo consagra a su público y presenta su obra más importante “ Lo que fui y lo que soy” un CD doble en el que recorre alguno de los temas que trascendieron durante su exitosa carrera musical.
El viernes 9 de noviembre del año 2001, una noticia recorría y ganaba los espacios de todos los medios televisivos y radiales del país, Gary, una de las personas más nobles e insuperable talento que haya aportado la historia del cuarteto, había fallecido sorpresivamente mientras descansaba en su hogar.
Gary, el "Angel que canta", brillará por siempre como una de las máximas estrellas que el cuarteto nos regaló.

MEGA TRACK

Mega Track, nace bajo el nombre de Track 1 allá a principios del 2002, y en su formación inicial estuvo integrada por quienes fueran los cantantes soportes de Carlos "La Mona" Jiménez, es decir: Landy Vargas, Marcos Bainotti y Hugo Dante.
La agrupación fue presentada en sociedad, en el mes de marzo del mismo año y al poco tiempo se convirtieron en la revelación cuartetera del año, su popularidad habia ascendido de manera estrepitosa, al punto que sus presentaciones llegaron a superar en convocatoria a cualquier otra banda del circuito cuartetero local.
En el 2003 y por fuertes desacuerdos con la conducción del grupo, Landy deja la banda, y la misma es rebautizada bajo el nombre de Mega Track, incorporando para ello a Ivan Gamboa (ex corista de Gary y ex cantante de Los Angeles de G) como tercer cantante, en reemplazo del saliente Landy.
Durante el año 2004 y ya consolidados dentro de la movida cordobesa, saca a la venta dos nuevos trabajos: "Mega Track te parte la cabeza" y "Revolución".
En el 2005 llegará el turno de "Demoledor", material que conquista rápidamente el galardón de disco de Oro debido al elevado número de unidades vendidas y cerrará el año con "Sensación Extrema", siendo éste su último disco editado, ya que a mediados del 2006 la banda se disuelve de manera definitiva por causas que nunca trascendieron.

PELUSA

Pelusa, su verdadero nombre es Miguel Angel Calderon, con el tiempo ha llegado a convertirse en una de las figuras mas enigmáticas del cuarteto cordobés.
Inicia su carrera cantando en 2 bandas de Rock en el ferrocarril pero los sueldos que cobraba eran bajos y no el alcanzaba para mantener a su familia, Entonces ingresa a Chébere, en el año 1978 en reemplazo de Fraga, logrando, con su estilo tan particular, hacer recuperar la popularidad que la legendaria banda venía perdiendo por esos tiempos. A Pelusa le costo adaptarse de un genero al otro pero lo logro. En 1980 participa del séptimo trabajo de la banda, época en que Chébere era en parte el precursor de la fusión de lo tropical con el cuarteto.
Comparte escenario, en julio de 1982, con Palito Ortega en el Club Atenas de Córdoba, con motivo del octavo aniversario de la banda.
A fines de 1983, Pelusa se lanza como solista, edita distintos tipos de materiales hasta 1993, fue considerado la mejor voz del cuarteto y de córdoba. En 1994 forma junto al Negro Videla “Buenos Muchachos” graban dos discos, en 1996 forma junto a Fernando Bladys “Banda 10” y en 1997 vuelve a Chebere donde graba en vivo la vieja usina “Reencuentro” un CD doble sus mejores canciones con Chebere , después graba otro material mas con chebere y luego se aleja y se lanza nuevamente como solista en 1998, sigue grabando diferentes tipos de material y convierte los jueves actuando en el Estadio del Centro un clásico cordobés hasta fines de 1999 que se va a vivir a Miami. Pero en el 2007 desde Miami lanza un CD de rock “Cruces en el cielo” que lo podes escuchar en http://www.myspace.com/elreypelusa pero no ha vuelto hacer show.

RODRIGO

Rodrigo Alejandro Bueno, más conocido como “El Potro” nació el 24 de mayo de 1973 en la ciudad de Córdoba, capital de la provincia del mismo nombre, fruto de la unión de Olga Beatriz Olave Bellido y Eduardo “Pichín” Bueno, familia ésta de raíces musicales y bien cuartetera.

Lo primero que entonó fueron las noticias del diario “La Voz del Interior” en la esquina del kiosco de diarios y revistas que por aquel tiempo tenía su mamá en el Barrio San Martín.

Su primera incursión en la música se dio a través de una recopilación de canciones infantiles, trabajo denominado “Disco Baby”. Allí fue la voz solista de temas de María Elena Walsh; como así también en la cortina musical del programa “Carozo y Narizota”. Tenía 5 años y eran sus primeros pasos hacia la fama.

Cursó la escuela primaria en los colegios La Salle y Antonio del Viso de Córdoba y durante esta etapa ba a ver las presentaciones de la Mona Jiménez y de la banda Chévere, banda ésta que lo adopta como mascota.

A los 11 años se enfrenta al público grande (ya lo había hecho de modo casero, cantando ante su familia y amigo, en el garage de la casa de su abuela). Su “debut” fue integrando la banda Chévere ante 5.000 personas. Pasados mas de 20 años aquellos músicos recuerdan con cariño y asombro la caradurez del pequeño Rodrigo y dicen que ya se perfilaba el ídolo que estaba naciendo en ese chico que no temía subir al escenario, sino todo lo contrario, lo disfrutaba. Paralelamente, ya comenzaba a escribir algunas letras (que escondía para no mostrar sus errores de ortografía). Muy poco tiempo después llegaría el momento de tomar su gran decisión: dedicarse full time a la música.
Vio la luz bajo el signo de géminis, durante sus cortos pero bien aprovechados años de vida, fue un seductor nato que triunfó ampliamente en ambas facetas, la profesional y la afectiva. Desde la cuna, Rodrigo escuchaba cuarteto (música de raíz folclórica traída por los inmigrantes italianos y españoles, mezcla de tarantela y pasodoble); su mamá era amiga de Carlos “la Mona” Jiménez - para quien incluso compuso algunas letras - y su papá era un exitoso productor de espectáculos y ejecutivo de una compañía discográfica. Eran fanáticos del Cuarteto Leo, Berna “el pibe de oro” y el Cuarteto de Oro: agrupaciones éstas llamadas “cuartetos” por la cantidad de instrumentos que se utilizan: piano, acordeón, violín y contrabajo. Estos nombres y ésta música pegaron muy fuerte en Rodrigo, tanto que muchos años mas tarde “El Potro” reconocería como sus más marcadas influencias musicales.


Fue la Mona Jiménez quien lo hizo subir por primera vez a un escenario, en un programa de televisión llamado “Fiesta del Cuarteto”, cuando apenas tenía 2 años.
Su destino en este mundo de la música ya estaba “marcado”; tanto por su vocación artística y notable naturalidad como por la ayuda de su padre, productor discográfico.

El primer regalo que recuerda fue un micrófono de madera, que su tío carpintero fabricó para su cumpleaños. Este juguete que Rodrigo “gastó” de tanto usar, se convirtió en uno de los objetos más preciados de su vida. Aún hoy se conserva en su casa de Córdoba.

Rodrigo, haciendo caso únicamente a su instinto y a su pasión por la música, aceptó la invitación de un amigo para presentarse en un casting musical para formar parte de la banda “Manto Negro”.

Tenía 12 años, estaba cursando séptimo grado y tal vez sin considerar la importancia que tendría ésta decisión en su vida, Ro inventa una excusa - le dice a su maestra que se sentía mal, que está descompuesto- y se retira del colegio. Sus útiles y su mochila quedaron esperando en el pupitre, nunca regresó a buscarlos.

Tiempo después, con el apoyo paterno y todas las ganas de sus 17 años, abandona “Manto Negro” para dedicarse por completo a su proyecto solista.

Su primera producción se tituló “La foto de tu cuerpo” que fue el primer tema que escribió para el disco.

En esa época, en un baile de Tru-la-la, conoce a una chica mayor que él, con quien entabló una relación que duró 5 meses, pero Rodrigo jamás olvidó la experiencia.

La foto de tu cuerpo” no obtuvo buenas ventas, pero le sirvió para ingresar en el circuito musical y presentarse en varios shows por las provincias y realizar algunos programas televisivos. Así lo vieron en un canal de Buenos Aires y lo tentaron para viajar. El show que realizó en el viejo canal 2 “Sábados musicales”, sirvió para que lo conocieran los porteños, que terminaron adoptándolo para sí. Cautivados por su carisma excéntrico, lo contrataron para algunos programas mas.

La atracción que ejercía en el público femenino, no sólo se debía a sus canciones y a su estilo, la imagen también tenía un importante papel. De su mamá aprendió a no dejarse vencer y de su papá heredó el olfato para los negocios y la capacidad para relacionarse con los demás

Rodrigo solía decir: “Al principio me asustaba; yo tenía en claro algunos recursos por seguir bastante a la Mona, como moverse de determinada manera, bailar con un estilo; pero si bien esto me servía, quería ser yo mismo, no imitar a nadie”.

Tantas idas y venidas a Buenos Aires, hicieron que tomara la decisión de instalarse allí por un tiempo.

En 1991 lanzó su segundo álbum “Aprendiendo a vivir” y lo instaló definitivamente en la movida tropical de Buenos Aires. El éxito de los temas “De patitas”, “Como te bancaba yo” y “No la dejen salir”, le permitió salir de gira a presentar su nuevo material.

En el mes de julio tiene una participación especial en el programa de Guillermo Francella, “La Familia Benvenuto” (Telefé) donde interpretó al pretendiente de Karina, la hermana de Francella en la ficción.
A fines de 1992 se editó su cuarto trabajo discográfico que lleva el título “Completamente enamorado”. El clip para promoción fue del tema que da título al disco y su compañera fue Karina Buseki, a quien conocía por haber trabajado con él en televisión. La canción compuesta por el italiano Eros Ramazzotti era un tema melódico con mucha fuerza y Rodrigo la utilizaba para abrir habitualmente sus show. Incluyó además dos canciones compuestas por su madre: “Casarme, no” y “Ruidos de Sirenas”. Como si fuera un ritual, este álbum también fue presentado en “Fantástico” de Once.

Tiempo después, un viaje a Centroamérica, más de descanso que de promoción, lo hace enamorar de los ritmos del Caribe, algo que fue reflejado en su próxima producción.

En 1993 lanzaba su trabajo mas ambicioso y se transforma en la plataforma de despegue para toda Latinoamérica, “Made in Argentina”. Tenía como tema central “Músico de la calle” que, con una profunda ternura relata la historia de un músico con mucho talento y poca suerte. Cuenta luego Ro: “Lo mejor de la historia es que se trata de un artista al que, bien o mal, lo escuchan miles de personas por día. Tiene mas público que algunos artistas consagrados, sin embargo, nadie lo conoce”.

Otro tema que con el tiempo será un clásico es “Linda Mañana”, un alegato contra el aborto y a favor de la vida. “Linda mañana” conoció la masividad de la mano del grupo Tambó-Tambó; muchos años después de editarse por Rodrigo.

De esta etapa también hay que rescatar a “Boby”, cuya letra hace referencias al narcotráfico y las mafias relacionadas a ese sub-mundo. Finalmente no fue incluida en ese disco, pero sí en una recopilación futura del cantante.

La agenda de Rodrigo incluía mas shows por todo el circuito de bailantas y el ya tradicional festejo en “Fantástico”.
Lamentablemente cuando la carrera de “El Potro” iba en meteórico ascenso, su padre, Eduardo Alberto “Pichín” Bueno fallece a los 46 años por una descompensación cardiaca. El triste episodio ocurrió después de acompañar a su hijo a una presentación en la disco “Joya” de Villa Fiorito, el 25 de julio de 1993. Esa noche, Rodrigo suspendió el show siguiente y sumido en un profundo dolor, se recluyó en su casa de Córdoba por más de seis meses.

Su vuelta a la música es con cambios notables: imagen, compañía discográfica, música y carácter. Rodrigo siempre reconoció ser una persona acelerada, pero luego confiesa haber aprendido a manejar mejor los tiempos y a tomar una pausa cada vez que lo necesite. Decide también establecerse en Córdoba y viajar a Buenos Aires sólo por cuestiones de trabajo viviendo en hoteles como el San Martín, Aldeano II, De Los Dos Congresos y Atlantic.

Con su nuevo look de cabello corto (muchas fans se sintieron defraudadas) decía: “el pelo largo es parte del pasado” y de la mano de Sony Music en 1995 edita “Sabroso” con un bagaje de ritmos centroamericanos, salsa y merengue. La calidad de producción estuvo muy por encima de los álbunes de otros intérpretes del momento. De todas maneras el disco tuvo poco apoyo por parte de la compañía y terminó perdiéndose en las bateas de las disquerías. Sony le devolvió el contrato y Ro cierra así otro capítulo de su carrera.

En medio de su próximo disco, grabó una versión de “Marta, sos la N° 1”, que lo pone en boca de todos y le hace ganar un Disco de Oro, galardón que recibió en “El Paparazzi” , conducido por Jorge Rial. Obtener esta distinción le sirvió para volver a sus raíces musicales.

En 1996 el sello Magenta edita “Lo mejor del amor” que abre el comienzo de la etapa mas exitosa de su trayectoria. Se vislumbra ciertos destellos de la futura “Rodrigomanía”.

El corte de difusión elegido fue “El divorcio” pero la explosión vino de la mano de la canción “Lo mejor del amor”. ¿Quién iba a imaginarse que algunos años después “Lo mejor del amor” sería una especie de himno?.

Pasaron meses y el álbum seguía regalando nuevos hits. “El muñeco”, “Himno al cucumelo”, etc. Pegaron muy fuerte y como si fuera poco recibió el premio ACE por el álbum “Lo mejor del amor”, convirtiendo a “El Potro” en uno de los representantes mas populares del circuito tropical.

El 3 de julio de 1997 Patricia Pacheco lo convierte en padre de un hermoso varón, Ramiro Ezequiel.

El 4 de setiembre de ese mismo año se editó “La leyenda continúa”, su octavo álbum y el primero de los discos grabado en vivo en la disco “Metrópilis” de Palermo. En él se trasmitió todo el calor, la pasión y el sentimiento que se da entre Rodrigo y sus fieles seguidores. A tres meses de su edición se vendieron 30.000 placas y se convirtió en Disco de Oro.

Paralelamente a las altas cifras de venta, la cantidad de público va en constante aumento y todos los fines de semana colma cada lugar donde actúa. Está en el cenáculo de su carrera hasta ese momento, pero falta más, mucho más...

La locura por el cordobés estalló en abril de 1998 cuando sale al mercado “Cuarteteando” grabado en Córdoba, su provincia natal. Hits como “Ocho cuarenta” y “Voló, voló” se pasaron en cada fiesta o baile y lo convirtieron en el nuevo ídolo popular.

A comienzos de 1999 se editó un compilado bajo el nombre de “El Potro” que por primera vez reunía todos los temas que estaban desperdigados por diferentes recopilaciones.
El segundo disco en vivo en la carrera del cantante salió a la venta en la primera semana de diciembre de 1999 con el nombre de “Cuarteto Característico Rodrigo a 2000”. Grabado el 23 de julio de ese mismo año en “Scombro Bailable” de José C. Paz, provincia de Buenos Aires, se agotó a la semana de editarse. Lo curioso de este lanzamiento es que antes de llegar a las disquerías, se vendió en los kioscos de diarios y revistas junto a un revi-poster editado por Editorial Atlántida. El álbum basó su éxito en temas e himnos cuarteteros como: “Yerba Mala” o “Soy Cordobés”, instalándose definitivamente en el cancionero popular.

Debido a su éxito ascendente actuó en Córdoba (lugar donde no superaba a congregar en sus funciones más a 2.000 personas) despidiendo 1999 en Mega Palmira ante unas 8.000 personas. Fue el ídolo indiscutido del verano 1999-2000. Sus compañías discográficas aprovechando semejante momento reeditaron antiguos materiales mientras su presencia se multiplicaba en los kioscos de revistas y en la televisión “La movida del verano”, “Rumores”, “Venite con Georgina”, “Pasión Tropical”, “Versus”, “Almorzando con Mirtha Legrand”, “Movete”, entre muchos otros lo tuvieron durante meses como invitado especial.

No todas fueron rosas... Rodrigo en esa época, desayunaba a las 5 de la tarde, dos horas después daba su primer show y de ahí no paraba hasta las 6 de de la mañana. En una oportunidad se presentó en cuatro provincias diferentes en menos de 24 horas, subiendo y bajando de aviones privados de manera enfermiza. El ritmo de vida se hacía prácticamente insostenible, pero ese era el precio que se debe pagar dada la enorme demanda de su público.

A principios de febrero la televisión lo tuvo en una intervención en la tira “Los Buscas de siempre” tratando de conquistar al personaje interpretado por Carolina Papaleo.

Compone el tema de apertura de la telenovela “Chabonas” y a fines de ese mes es invitado a cerrar

el ciclo “Buenos Aires para todos” en la ciudad de Mar del Plata, convocando a mas de 120.000 personas y recibe el Triple Disco de Platino por las ventas “Rodrigo a 2000”.

El 8 de marzo se presenta junto a la Mona Jiménez en el Sindicato de la Sanidad de La Plata para su tradicional cena anual y días después estalla la polémica entre ambos por el trono del cuarteto. “La Mona es de Córdoba, Rodrigo del país”. Ese mismo mes viajó a Estados Unidos, recorrió Miami, Disney y el Epcot Center, allí compró equipos e indumentaria.



En el mes de abril, antes del comienzo de sus recitales en el Luna Park, su casa en Córdoba fue baleada. Nunca se supo quien lo hizo.

Con el objeto de festejar un nuevo aniversario de su llegada a Buenos Aires su producción no escatimó en gastos: afiches en vía pública, reportajes, apariciones televisivas y radiales, prepararon el clima para una fiesta nunca vista en Buenos Aires del cuarteto de Córdoba.

Se anunciaron dos presentaciones, 6 y 7 de abril pero la demanda de localidades fue tal que se programaron shows para los días 5,8,10,11,12,13,16,17,18,24 y 25 de abril. Con el tema “Ojo de Tigre” (del film Rocky II) sonando como fondo el nuevo ídolo salía a escena vestido de boxeador (la debilidad de Rodrigo).

Cada una de esos trece recitales contó como presentador a Daniel “Tota” Santillán, amigo personal de Ro. Con una puesta en escena representada en un ring, luces impresionantes, “El Potro” demostró cada noche por qué es el N° 1 dentro de su estilo, por qué es un verdadero fenómeno, por qué vende mas discos que nadie y por qué supera barreras culturales y sociales.

Los show sirvieron también para estrenar algunas canciones como “Mis tres amores” (con Pipo Cipolatti), “Cabecita”, tema de la cortina de la novela homónima de Telefé con Agustina Cherri y “La mano de Dios” dedicado a Diego Armando Maradona.

En esos días su sello discográfico edita “Cuartetero y Cordobés”, un compilado de su etapa con el mismo sello.

Ofreció en el transcurso de los recitales dos conferencias de prensa. La primera tuvo lugar en el salón Martín Fierro del Hotel Sheraton, allí anunció los conciertos a realizarse en Mar del Plata junto a Marcela Morelo y otros artistas de renombre. Pero fue el segundo encuentro con los medios que hace estallar la bomba, Rodrigo, el 11 de abril, luciendo impecable traje anunciaba su retiro de los escenarios. Aclaró que no iba a dejar de grabar discos pero que se dedicaría a la producción musical. Asimismo anunciaba que se despediría de su público el 25 de diciembre con un show en el estadio de River Plate o el de Velez Sarfield.

Mas adelante se habló de una película sobre su vida cuyo guión estaba escribiendo Jorge Guinzburg y la producción correría por cuenta de Palito Ortega, donde Rodrigo haría de sí mismo. También el rodaje de un comercial de una cerveza y una obra de teatro que estaría escribiendo el mismo Potro y contaba la historia del cuarteto cordobés. Éste proyecto reemplazaba la idea que tenía de escribir “Dios, Patria y la Mona Jiménez” (un libro sobre la misma historia).

El 27 de mayo, tres días después de cumplirlos, festeja sus 27 años en la disco Sunset de Olivos. Junto a su representante, sus músicos, amigos y su madre se divierte hasta la madrugada.

A principio de junio cumplió el sueño de conocer en persona a Maradona. Viajó a Cuba junto a la producción del programa “Versus” y compartió con Diego un partido de fútbol, un asado, muchas charlas y confesiones. En medio de una cena y ante la mirada emocionada del astro cantó “La mano de Dios”. Mientras Rodrigo disfrutaba la estadía en Cuba, aquí en Argentina se editan dos discos mas: Rodrigo Mix (versiones remixadas de sus mas grandes éxitos) y la banda de sonido de la telenovela “Cabecita”. T y C lo habría tentado para grabar un disco con Diego y lanzar un set de productos con su imagen.

De vuelta al país viaja al sur y desde Ushuaia regresa a Buenos Aires en la mañana del 23 de junio. Graba en su casa un documental para la televisión mexicana, luego participa de la grabación del programa de televisión “La Biblia y el calefón”, cena junto a su representante, sus músicos, su pequeño hijo y la madre de éste en “El Corralón” y de allí parte a City Bell a dar un recital en la disco “Escándalo”.

De regreso a su casa, en la madrugada del sábado 24 de junio de 2000, manejando su 4 x 4 Ford Explorer por la autopista Buenos Aires - La Plata, a la altura de Berazategui, ocurrió aquello que puso fin a su vida. Este hecho enlutó a todo el país, nadie podía creer lo ocurrido. El velatorio se llevó a cabo en el salón Hugo del Carril de la Municipalidad de Lanús, localidad donde esa misma noche hubiera dado un recital en el Microestadio y sería nombrado ciudadano ilustre por su intendente. Por el lugar desfilaron mas de 20.000 personas de todas las edades muy acongojadas por lo sucedido. Diego Maradona fue uno de los personajes que se hizo presente para despedir a quien se había convertido en su amigo.

Desde el 25 de junio sus restos descansan en el Cementerio Privado “Las Praderas” de Esteban Echeverría.

La historia posterior...

El 26 de junio de 2000 en el Teatro Liceo se entregaron los Premios Clave de Sol. Rodrigo acaparó todos los premios: - Mejor solista masculino.

- Mejor showman.

- Revelación.

- Mejor cantautor.

- Mejor tema: “Linda mañana”.

- Clave de Sol de Oro: por ser el mejor artista de la música tropical.

Las principales revistas publicaron y agotaron ediciones especiales.

Los medios televisivos y radiales no daban abasto con comentarios, notas y especiales sobre Rodrigo.

A nivel discográfico se editaron los CD “Y voy a ser feliz”, “Estrella Multicolor”, “La mano de Dios”, “Rodrigo, Grandes Éxitos”, “Derroche”, “La Historia” que consta de cinco volúmenes, a saber: “Rodrigo en el Luna”, “Rodrigo unplegged”, “Rodrigo en el Astral”, “Ultimo recital en Palmira” y “Rodrigo inédito”.

El 12 de abril de 2001 se estrenó con mucho éxito “Rodrigo, la película”.

El 18 de abril de 2001 fue otra jornada de gloria para “El Potro”. Ese día, en el estadio Luna Park, tuvo lugar la entrega de los premios “Gardel a la música”.

Rodrigo se alzó con dos galardones:

- Canción del año: “Soy cordobés”.

- Mejor artista masculino tropical, (“Rodrigo a 2000”).

Lo que nos legó como artista...

Cada vez que Rodrigo pisaba un escenario, la euforia se apoderaba de la platea. Rodrigo en acción era un huracán de energía arrasador, capaz de despertar en sus fans las emociones más intensas.

Su show no era apto para cardíacos. Con Rodrigo sobre las tablas había que moverse sí o sí. El cordobés sabía que su gran capital era su carisma y siempre trabajó en función de ello. Sus seguidoras desparramaban lágrimas de alegría. Pero los hombres no se quedan atrás, imitando cada uno de sus pasos, gestos y hasta su look en el cabello. Su ángel es único. Por eso movilizó hombres y mujeres por igual.

Su registro de voz tenía un timbre especial. No era dueño de la mejor voz pero sí uno de los que apostaban a darle una impronta particular a cada tema.

Tenía su propio estilo, una manera de interpretar sus canciones que el mensaje llegó al público de la forma mas directa posible.

Rodrigo nació y creció con la música como inseparable compañera. Entonces no resulta extraño que dejara su vida cada vez que subía al escenario.

Para entender este fenómeno sólo basta con escucharlo cantar. Como todo grande, su actuación es el mejor certificado de su excelencia.

Lo que nos legó como ser humano...

Rodrigo Alejandro Bueno, hincha del Club Belgrano de Córdoba, boxeador por hobbie (siempre dijo que de no ser cantante hubiera sido boxeador), detestaba la falta de respeto y la soberbia, lucía diferentes colores en su cabello (violeta, fucsia, verde, rojo, azul, etc), gustaba de la cerveza bien helada, se destacaba por su simpatía, generosidad y sinceridad a cualquier costo. Se conmovía hasta las lágrimas con el dolor de los niños del Hospital de Niños de Tucumán. Logró romper todo tipo de record de ventas de discos y presentaciones. Logró traspasar barreras culturales y sociales, cubrir un vacío en materia de ídolos juveniles nacionales, sigue y seguirá viviendo en cada una de sus canciones con la alegría propia del cuarteto y en sus buenas acciones abajo del escenario.

Quien desee conocerlo debe observar sus ojos porque hasta en la foto mas espontánea el brillo y la belleza de su ser interior seguirá fluyendo libremente a través de su mirada.
WALTER OLMOS

Nacido en el seno de una familia muy humilde, Walter se crió en la calle y desde sus tiernos cuatro años se vió obligado a pedir, a mendigar. A pesar de las dificultados, pudo despuntar el vicio de la música y aprendió a "cuartetear" como el mejor. Cuenta hoy ya casi como una leyenda que Rodrigo fué a actuar en un baile de Catamarca y escuchó un tema suyo y enseguida preguntó quién cantaba y pidió conocerlo. Inmediatamente lo invitó a cantar con él y durante ocho meses vivió junto a su ídolo, compartiendo así la mas inolvidable aventura de su vida, hasta que volvió a su provincia para ayudar a su familia.
Al poco tiempo de surgir en el ambiente sus fans lo bautizaron "La locomotora catamarqueña", y en sólo seis meses vendió mas de 150.000 unidades obteniendo el disco de Doble Platino por su primer trabajo discográfico "A pura sangre".
Recorrió todo el país, y entre los momentos mas inolvidables de su carrera está su primera presentación en Cordoba Capital, mas precisamente en "La vieja Usina" (la catedral del cuarteto, donde sólo algunas bandas pueden presentarse), allí la fiesta fue única, mas de 10.000 personas sabían todos sus temas y luego de un show impecable, Cordoba se rindió a sus pies.
Así , poco a poco Walter se convirtió en el artista nacional que llegó a pisar el escenario del Luna Park en un tiempo récord, ya que despues de ocho meses de la salida al mercado de su primer disco, el público lo ovacionó en el show que ofreció en el mes de Junio del 2001.
Tenía en su haber ciento de giras y presentaciones en todo el territorio nacional, llegando a incursionar incluso en suelo chileno con marcado éxito.
Pero en la madrugada del 7 de septiembre de 2002, se quitó la vida en en un hotel del barrio porteño de San Cristóbal, en presencia de sus músicos y a pocos minutos de comenzar sus presentaciones en boliches tropicales. Habría estado jugando a la Ruleta Rusa con dos integrantes de su banda.
Walter tenía apenas 20 años y disfrutaba de una creciente popularidad en la movida tropical, derivada de quien fuera su mentor y que también muriera trágicamente el 24 de junio de 2000, Rodrigo "El Potro" Bueno.